Nuevos controles aduaneros complicarían las exportaciones

Nuevos controles y cada vez más exhaustivos de la Dirección General de Aduanas que recaen sobre el despacho de mercaderías de exportación podrían dejar -en un futuro- a Mendoza con una pérdida del 30% de los ingresos en los sectores que despachan, los de logística, los mismos exportadores locales y los transportistas. 

Desde el sector, estiman que dichos controles exhaustivos afectan a unos 100 despachantes mendocinos, que realizan unas 3 mil operaciones de envíos al exterior por año. 

Dichos controles podrían ser el antecedente de una medida que, temen los despachantes locales, se convierta en una reglamentación y es que las mercaderías deban despacharse desde su lugar de origen. Esto es, que se “haga aduana” en su misma jurisdicción. 

“Por ahora -señalan desde el Centro de Despachantes de Aduana de Mendoza- no está expresada en la legislación pero ya afecta directamente a la actividad operativa de mercaderías que habitualmente se hace en la provincia”. 

Así, entre rumores, temores y trabas diarias, los exportadores de otras provincias padecen en la actualidad de una importante pérdida de tiempo y un “extra de costos” que los desalienta a despachar desde Mendoza, según cuenta un profesional del sector. 

Entre los controles que se realizaban antes y ahora habría un incremento de unos $ 1.500 y la demora sería entre 3 y 4 veces mayor que la acostumbrada. A esto se suma que un porcentaje alto de mercadería es perecedera, tales como refrigerados, frutas y verduras, que son perjudicadas en su calidad por el tiempo extra que demoran los trámites. 

Para Mendoza este cambio operativo implica que dejaría de ser una zona “cómoda” para el flujo de mercaderías de otras jurisdicciones o provincias que hacen sus envíos vía Pacífico. 

Asimismo, la mercadería que se despachó en su jurisdicción de origen deberá ser transportada por un flete internacional rumbo a su destino final y ya no por uno nacional o local. 

El punto clave, y que atañe a todo el sector exportador nacional, es que con estos nuevos controles aumentarán directamente los costos de transporte porque se deberá usar un flete de tipo internacional, que tiene un precio que supera el 50%, con respecto al nacional.
 
En cuanto al sector de transporte y logística local perderá a los clientes con mercaderías de otras provincias. Una carga por transporte nacional cuesta unos U$S 3.500 mientras que en el nacional es de U$S 2 mil. 

En este contexto, por caso,a una mercadería como las aceitunas riojanas que se exportaban vía Pacífico hacia el continente asiático deberían ser despachadas en La Rioja y pasarán por Mendoza, sin tener que hacer aduana, y en un transporte internacional. 

Otro ejemplo, un exportador mendocino que vendía ajos a Brasil, ahora deberá despacharlo en Mendoza, ya no hará aduana en Iguazú (Misiones), tal como se acostumbraba, y viajará sin escala a su destino en un flete internacional.

Voces encontradas

Los Andes quiso consultar a los altos cargos de la Dirección General de Aduanas de Mendoza a fin de que dieran detalles sobre la situación existente pero no tuvo éxito. Lo mismo ocurrió con las autoridades nacionales de la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP). 

Sin embargo, desde el Gobierno provincial, el subsecretario de Industria y Tecnología, Martín Hinojosa, explicó que “se trata sólo de un rumor” por lo que no había nada que explicar. Argumentó que no hay legislación y que dicho rumor se había “generalizado”.

Desde el Centro de Despachantes de Argentina (Mendoza) coincidieron en subrayar que la medida “es verbal”, que aún no hay nada escrito y que tampoco se podría hacer porque “es inconstitucional” ya que está garantizada en la Ley, la libertad de comercio. 

Aseguran que por estos días, despachar mercaderías desde Mendoza se ha convertido en una gestión operativa que se dilata demasiado en el tiempo, “un trámite engorroso” y que podría afectar a los distintos sectores productivos que exportan. 

Por lo que aseguran que los exportadores de otras jurisdicciones están despachando desde las aduanas de Buenos Aires o Santa Fe, sobre las cuales no recaen estas medidas. 

Inversiones en fuga

Con esta medida, aseguran desde el Centro de Despachantes local, la provincia pierde 15 años de inversiones en galpones, almacenes, camiones, mano de obra y toda una infraestructura preparada para operar para la vía del Pacífico. 

“Mendoza -señala el presidente de la institución, Miguel Valdez- puede y está preparada para atender cargas de otras jurisdicciones” y agrega que “es un punto neurálgico hacia el Pacífico. Estamos posicionados estratégicamente para concentrar cargas de todo el país”. 

Por su parte, desde la Asociación de Propietarios de Camiones (Aprocam) señalaron que si los controles aumentan y pierden los exportadores de otras jurisdicciones, se afectará directamente la actividad del transporte y logística local. A su vez, según indicó el presidente Guido Calzetti, los costos de un transporte internacional respecto de un flete nacional son más caros y superan el 50%. 

El propietario de camiones y de logística de Transporte Messina, Carlos Messina, aseguró que el impacto se verá en la mano de obra porque bajarán las operaciones, además, señaló que hay una importante infraestructura que quedará ociosa. Messina señaló que Mendoza es un “centro de acopio” por la proximidad con Chile y que estas cargas se van a perder. 

Desde Clement Comercio Exterior, el dueño de la empresa dedicada a la operación logística, Carlos Clement, expresó que mientras “más restricciones hay, más difícil se hace trabajar” y esto hace que aumenten los costos y se traslade a los precios. 

Explicó, además, que “nuestros vecinos (por Chile) son más eficientes” y ellos no tienen “el costo de la burocracia”. Aseguró que son costos que nos hacen menos competitivos. 

Por su parte, desde la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo (CCEC), el presidente Mario Busto Carra, dijo que apoyan todas las medidas que tiendan a mejorar los controles aduaneros aunque observan que desde hace algunos años, se tiende a “limitar injustificadamente” las tareas vinculadas al comercio exterior local. 

Pone como ejemplo a una resolución del año 2005 que restringió el universo de mercaderías que podían ser nacionalizadas dentro de esta jurisdicción. Después, dijo que ahora se restringe el universo para mercaderías de exportación provenientes de otras provincias, obligando a muchas de ellas a realizar el despacho en origen.

Desde el sector solicitan que “este tipo de medidas no lleguen a su plena aplicación” y que se revean aquellas que notoriamente han perjudicado al sector exportador, el cual se construyó a través de muchos años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s